Fruticultor de Los Perales en Alto del Carmen espera en verano a los turistas con mangos, limones y paltas

Por:

Especial Mi Voz
11/12/2018

Como otros 30 beneficiados, Rodolfo Campillay trabaja en con el programa de infraestructura rural con fondos del Gobierno Regional de Atacama, ejecutado por INDAP. Esta iniciativa piloto, para crear un destino turístico, destaca la belleza, la naturaleza y la calidad de gente del valle. 

Rodolfo Campillay es oriundo del pueblo de Alto del Carmen, aunque dejó el pueblo y se trasladó unos 25 kilómetros más arriba, surcando el Valle de El Tránsito en la localidad de Los Perales. Junto a su esposa tiene poco menos de 3 hectáreas de frutales, su gran pasión.

Limones dulces, mangos, uva de mesa, naranjos y manzanas son parte de la oferta de este pequeño productor de frutas que ya se apronta para venderlas, a medida que se acerca el mes de enero, donde comienzan a madurar.

Desde los aluviones del 2015 y 2017 su campo ha visto como las nuevas plantas que recibió -gracias a proyectos del programa de desarrollo local de INDAP- ya son cosa de olvido, pero en su memoria todavía sigue las lecciones para aprender.

Tenemos una riqueza inigualable en el valle acá en Alto del Carmen, y tenemos que aprender a trabajar en comunidad para aminorar efectos de las catástrofes como las que vivimos hace algunos años. Yo en particular amo mucho mis plantas y muchas personas, vecinos, me han dicho si no me gustaría innovar con hortalizas y les digo que si bien tengo mi huerta, estos árboles que planté -como los mangos, manzanos más los paltos que siempre han estado acá- son todo para mí y mi esposa, por eso no los cambio por nada”, detalla.

“Quiero invitar a los pasajeros, que ya en verano comienzan a viajar de otros lugares, que los estamos esperando en el valle con lo mejor de nuestros productos”, expresa entusiasmado.

En beneficio de todos

Rodolfo, como otros 30 beneficiados, trabaja en la actualidad con el programa de infraestructura rural con fondos del Gobierno Regional de Atacama. Esta iniciativa piloto, destinada a mejorar las capacidades de los pequeños agricultores para crear un destino turístico con el paso del tiempo, destaca la belleza, la naturaleza y la calidad de gente del valle.

Es un esfuerzo de 3 años para que con asesorías técnicas, inversiones y capacitación, los beneficiados y sus familias puedan acortar brechas que los acercan de mejor forma a los mercados y, de paso, complementan la oferta turística en la provincia de Huasco.

Bernardo Rojas, director regional de INDAP, apunta al objetivo de esta iniciativa señalando que "estamos atendiendo a 30 familias en Alto del Carmen y este programa ha resultado fundamental en una intervención del Gobierno en pos de la pequeña agricultura familiar campesina de la comuna que es considerada la capital rural de Atacama. Queremos seguir apoyando el fortalecimiento productivo de los pequeños agricultores, porque la agricultura es un pilar fundamental en el desarrollo rural en nuestra región y eso nos ha pedido el Presidente Piñera".

facebook.com/prensaindap

twitter.com/INDAPAtacama